top of page

¿Qué contiene realmente lo que comemos?

¿Alguna vez te has cuestionado, qué tiene realmente lo que comes? Si aún no te lo habías preguntado, no tepreocupes, nunca es tarde para empezar.


Mucha de la comida que encontramos en el supermercado es comida procesada, producida por la industria alimenticia, la cual está en una carrera por hacer crecer sus ventas año tras año sin prestarle mucha atención a las consecuencias, pero ¿cómo logran crecer y cuáles son esas consecuencias?



1. Las empresas invierten millones de dólares al año para promocionar sus productos con mensajes seductores y lograr que las personas consuman más año tras año.


2. Disminuyen los costos de sus productos para generar más ganancias por unidad vendida. Los reducen incluyendo ingredientes más económicos pero que no son los mejores para la salud.


3. Los ingredientes utilizados para disminuir costos o lograr el producto deseado, son químicos desarrollados por el hombre, utilizados como relleno o para alcanzar el sabor y textura deseados de tal manera que logren hacerte querer comer más.


4. La cantidad de pesticidas y herbicidas utilizados en las plantaciones de alimentos también son un problema. Nos dejan alimentos con menor contenido nutricional y con un alto contenido de químicos,que también permiten que los costos disminuyan. Desde 1940 a hoy sehan introducido 77,000 químicos en nuestro entorno.


¿Qué tenemos como resultado?


Una crisis nutricional con una explosión de enfermedades. Estos químicos son irreconocibles por el cuerpo y hacen que tengamos desbalances hormonales y enfermedades autoinmunes donde el cuerpo se ataca a sí mismo gracias a estas sustancias químicas que están en lo que comemos. La gran mayoría de estos productos no tienen nada nutritivo realmente y son productos que han sido diseñados solo para vender y no nutrir realmente a las personas.


Como dijo Wendell Berry “las personas están siendo alimentadas por la industria alimenticia, la cual no le pone atención a la salud y están siendo atendidas por la industria de salud la cual no le pone atención a los alimentos”.



Todavía me impresiona como el sistema de salud no está siendo consiente de que la mayoría de las enfermedades que se generan son a causa de lo que comen las personas. O tal vez sí lo sean, pero no le prestan atención por que tendrá también sus razones para no hacerlo, si saben leer entrelineas.


Al fin y al cabo, creo que la solución es la educación. Por esa razón es que he decidido iniciar un blog relacionado al tema. Mi misión es poder educar a las personas para que puedan tomar decisiones mas inteligentes a la hora de comprar sus alimentos en el supermercado.


Josh Billings dijo: “la salud es como el dinero, nunca tenemos una idea real de su valor hasta que la perdemos”. ¿Están dispuestos a llegar a ese punto y perder la salud? o ¿Están dispuestos a hacer un cambio en la alimentación y ponerle un alto a esta crisis nutricional que ha sido propiciada por las grandes industrias alimenticias?


Está en nosotros cambiar, para que así cambie también la industria. Las tendencias de los consumidores son las que marcan la pauta de la innovación. Si las personas empiezan a comer mas saludable, natural y sin ingredientes artificiales los nuevos productos que se desarrollen serán con estas características y los productos actuales irán desapareciendo.


Siempre he sido defensora de lo natural, lo autentico y lo real. Muchas personas saben que así ha sido, siempre he estado en otra sintonía con respecto a la salud. Siempre he tenido esta conciencia intuitiva de que mucha de la comida que hay ahí afuera no es muy buena. Por lo que tomé la decisión de optar por dejar el sistema basado en químicos, el cual ha sido inventado desde hace 50 años y ha estado enfermando a la población desde entonces.

Antes de comer cualquier cosa, debemos de hacernos la siguiente pregunta ¿Si como esto va a darme vida o muerte? ¿Me proporcionará una buena nutrición o más bien deficiencias y enfermedad?


Muchos de los ingredientes utilizados o químicos desarrollados son provenientes de la soya o el maíz que son genéticamente modificados. Productos subsidiados principalmente por el gobierno de Estados Unidos utilizados por toda la industria alimenticia en el mundo. En este blog voy a ir compartiendo los efectos que estos ingredientes tienen sobre la salud.

He tomado la decisión de seguir mi vocación y lo que realmente me apasiona: poder comunicarle al mundo la verdad detrás de cada producto y poder enseñarle nuevos hábitos saludables para que las personas logren transformar sus vidas. He decidido vivir una vida con propósito.

Así a través de mi trabajo les ayudaré a descubrir cosas que les asistirá a tomar mejores decisiones en cuanto a la alimentación para que así logren sentirse mejor, bajar de peso, tener más energía y ser más felices. Sin salud no hay bienestar.

Cada semana voy a presentarles productos con ingredientes que generan adicción, efectos secundarios, y que están afectando el funcionamiento normal y correcto de nuestro cuerpo.

Es hora de que seamos consientes de esos ingredientes que están siendo utilizados en la industria alimenticia y que están causando un sinfín de enfermedades, alteraciones hormonales, de humor, energía y que no nos permiten bajar esos kilos de más por que nos han generado un síndrome metabólico.

Si estas interesado, te invito a suscribirte a mi blog para que recibas notificaciones de los productos que voy a empezar a evaluar.


Si te gustó el contenido, te invito a compartirlo en tus redes sociales para que el mensaje llegue a más personas y así logremos que la información esté en manos de todos.


Únete al movimiento para lograr cambios positivos.


¡Nos hablamos!

30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page