top of page

Menos, es más.

Actualizado: 5 sept 2018

Considero que hoy en día estamos bombardeados con información que nos incitan a consumir más y por ende a querer tener más. ¿Pero realmente necesitamos más para encontrar la felicidad?





En mi opinión, no lo creo. Muchas veces cuando vemos algo que nos gusta nos imaginamos la felicidad que esto nos va a traer al tenerlo. Nos entusiasmamos con la ilusión que creamos en nuestra mente de la “felicidad” que nos va a generar al poseerlo. Sin embargo, si prestamos atención nos damos cuenta que la felicidad fue simplemente momentánea, se nos pasa y en seguida estamos queriendo otra cosa para volver a tener el sentimiento de que esto “si nos va a hacer felices”. Realmente, al final de este ciclo nos terminamos sintiendo más vacíos aún, por que la verdadera felicidad no reside en la posesión de objetos.



A lo largo de la vida he llegado a la conclusión de que la verdadera felicidad reside en las experiencias vividas, ya sean grandes o pequeñas, y en el poder estar al servicio de los demás. A que me refiero con esto: juntarte una tarde con tu mejor amiga para hablar de la vida y tratar de resolver el mundo, planear un viaje con tu familia a algún lugar nuevo que no conozcan, el día en que te enteraste que tu esposa estaba embarazada, visitar a tus abuelos, escuchar sus consejos y ser conscientes de que los estas disfrutando mientras estén aquí, sacar a pasear a tu perro y ver la alegría que le genera, darle un bueno consejo, desde el corazón, a una persona y saber que le ayudo a estar mejor. Estas cosas son las que realmente le dan sentido a la vida, son las que debemos de disfrutar al máximo y priorizar.



Debemos de tener un balance entre la vida laboral y la personal. Está bien querer ganar más y crecer profesionalmente, pero debes de tener cuidado de que no sea a costa de tu vida personal, ya que el tiempo no se recupera. Tu familia no es eterna y debes de disfrutarla al máximo. También debemos de ser conscientes que ganar más no significa que debamos de gastar más, ¿realmente necesitas una casa más grande, un auto nuevo último modelo, ropa de marca etc.? Creo que no, eso no te va a dar más felicidad, lo que si te va a llenar es compartir momentos únicos con los que más queremos. Sócrates lo tenía clarísimo: “El secreto de la felicidad no se encuentra en la búsqueda de más, si no en el desarrollo de la capacidad para disfrutar de menos”.


87 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page